Zapatillas calentitas

¡Feliz Año! y que 2019 venga cargado de cosas buenas y momentos muy felices.

En este primer post de año os enseño mis nuevas zapatillas de estar por casa.

Son muy cómodas, y sobretodo muy calentitas.

El exterior es tela de patchwork y el interior un minky muy suave. La suela, se hace con una boata bastante gruesa que le da cuerpo a la suela, que por la parte exterior es antideslizante.

Las he hecho con un kit de zapatillas de Jan et Jul, aquí tenéis el enlace por si le queréis echar un vistazo.

Vienen en una cajita, con las instrucciones en papel, el patrón, y todos los materiales.

¡Se cosen en un ratito y son muy resultonas!

El único problema que les he encontrado, es que mi talla habitual me queda un poco justa, si la tela exterior en lugar de patchwork fuese de algún tejido con elasticidad, creo que mi talla me iría perfecta, para telas no elásticas, yo rligiría una talla más.

Estoy segura de que repetiré y me haré otras.

Hoy es el primer MiMi del año así que aquí os dejo el enlace del Club de las Malas Costureras, a ver qué se está cosiendo esta semana…

Hasta pronto!!!

Funda de móvil de corcho y telas japonesas

¡Hola de nuevo! ¿cómo lleváis la semana?

Qué dura es la vuelta a la rutina, ¿verdad?… y para escapar un poquito de la rutina, nada mejor que ponerse manos a la obra con algún proyecto sencillo.

El fin de semana pasado saqué un momento para coser esta funda de móvil (aunque he descubierto que también me sirve de funda para las gafas). He aprovechado unos retales que tenía por casa y encima he utilizado dos de las telas del reto 12 meses 12 telas de Las Marujadas de Peluchona.

La parte exterior, combina tela de corcho y una tela floreada japonesa.

El interior es todo de esta tela de Robert Kaufman.

He estrenado uno de los hilos decorativos que compré en Nueva York.

Y ya quedan menos telas para acabar el reto…

¡No olvidéis pasaros por el Club de las Malas Costureras para ver todos los MiMis de la semana!

Hasta pronto!!!

Monedero de charol rojo

¡Hola! Hoy vengo con este monedero que se hace en un ratito, perfecto para aprovechar cualquier retal.

El exterior es de charol rojo, es un charol gordito y muy suave. El interior, de tela de algodón roja con mini topos blancos.

Tiene una trabilla que sale de la parte superior del revés del monedero.

Es muy sencillo y se cose en un momento.

De nuevo es miércoles, así que hay que pasarse por la web del Club de las Malas Costureras para ver qué se cose esta semana.

¡Hasta pronto!

Mochila de tela wax

¡¡¡Hola!!! Se acabaron las vacaciones,

Por instagram publiqué desde Nueva York, esta foto en la que os enseñaba la mochila que me hice para este viaje.

Quería una mochila más bien pequeña, para llevar lo justo para pasar el día en modo guiri. En ella, he llevado cada día una chaqueta finita, las gafas de sol, una botella de agua, el monedero, la cámara de fotos, el móvil y poco más.

No tenía muchas ganas para diseñar un patrón, así que me puse a buscar y me gustó este de Srta. Pizpireta, sólo he hecho un par de cambios, le he puesto otro bolsillo en la parte que va pegada a la espalda, y he colocado los forros de manera que no queden vistas las costuras.

Es muy cómoda, tiene asas regulables.

He combinado una tela wax que tenía por casa de un Creativa hace un par de años y una tela tejana reciclada. Los interiores son de tela de algodón.

Ya es miércoles, así que vamos a ver qué se cose por el MiMi del Club de las Malas Costureras.

¡Hasta pronto!

De tiendas costuriles por Nueva York

¡Hola! ¿Cómo va el verano? ¿Aún estáis de vacaciones? A mí ya me queda muy poquito para volver al trabajo, qué rápido se pasan…

Este año hemos ido a Nueva York, ha sido un viaje impresionante, no hemos parado ni un momento y hemos mucho el guiri 😉 , incluso dedicamos unas horas para ver tiendas de telas.

Cómo no disponía de mucho tiempo para ir de tiendas, decidí centrarme en el Garment District, también llamado el Distrito de la Moda.

En esta zona del Midtown de Manhattan, se encuentran muchísimas tiendas de telas, mayoristas, mercerías, academias… Tienen un kiosco de información en el 553 de la 7ª Avenida con la calle 39, pero estaba cerrado por obras. El puesto informativo es muy fácil de ver ya que en el tejado tiene este enorme botón con una aguja. También tienen una web informativa con toda la info del distrito y con un directorio de todas las tiendas (http://garmentdistrict.nyc).

A pocos metros del mega botón, está la estatua de Judith Weller, que representa a su padre, sastre inmigrante, cosiendo a máquina.

También en la 7ª Avenida, está el Paseo de la Fama de la Moda, que conmemora a diferentes diseñadores con estas placas a lo largo de la avenida.

En el distrito, hay muchas tiendas de telas y mercerías, la mayoría enooormes, y una cosa que me ha sorprendido mucho, es que hay mucho tejido de fiesta, hay muchas telas metalizadas, con lentejuelas de todo tipo, mucha pluma también…

La tienda que más me ha gustado ha sido Mood Fabrics, es enorme, tiene tres plantas, todo tipo de telas, pasamanería, hilos… Pasillos y pasillos que nunca se acaban. En el enlace tenéis su web con la dirección.

También hicimos una visita corta a Spandex World que justo estaban dando los últimos toques a su local. Es una tienda de todo tipo de telas elásticas, plumas, lentejuelas y mucho brilli brilli.

Las mercerías también son impresionantes, muy grandes, con gran variedad de artículos… Os dejo fotos de una de ellas, aunque hay muchísimas, esta en concreto es TrimArt, está en el 232 de la calle 37.

Incluso tenían vinilo textil

¡Me encanta visitar tiendas de telas cuando viajo!

Ahora toca volver a la realidad y a soñar con las próximas vacaciones.

¡¡¡Disfrutad del verano!!!

Monedero con 3 bolsillos

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y ya estamos preparando nuestro viaje. Tenemos que cambiar moneda y esa ha sido la excusa para coser este monedero, así aquí guardaremos la moneda extranjera.

Esta vez lo he hecho con los bolsillos de cremallera, más un tercer bolsillo que se cierra con una tira y un snap.

Guardaremos los billetes en un bolsillo, las monedas en otro, y en el de solapa las tarjetas (el abono de transporte público, las tarjetas turísticas, etc).

Las tarjetas en realidad caben en cualquiera de los tres bolsillos.

Ainnns que ganas tengo de que lleguen las vacaciones…

Es miércoles, os dejo el enlace del MiMi de esta semana.

¡Hasta pronto!

Conjunto bebé. Babero+chupetero+toallita de lactancia fucsia con florecitas

¡Se me están acumulando los bebés! Tengo que ponerme a coser como una loca!!!

De momento ya tengo este conjuntito acabado, de babero, chupetero y toalla de lactancia.

El conjunto está confeccionado con tela de patchwork, toalla y forro impermeable en el interior.

Y hasta aquí la entrada de hoy, ¡hasta el próximo post!

Monedero de dos cremalleras. Muñecas japonesas y tela vaquera

¡Hola! Yo creo que desde que empecé a coser, he podido hacer unos 30 monederos de este tipo. Si me seguís por Instagram (@tatacrafts) habréis visto ya unos cuantos.

Para mí tienen el tamaño perfecto porque en el bolsillo pequeño cabe el DNI y las tarjetas, y en el bolsillo grande llevo las monedas.

En este caso, he combinado tela vaquera con esta tela de patchwork fucsia con muñequitas japonesas. Todo el interior está forrado con la misma tela fucsia.

Estoy segura de que este tampoco será el último que hago.

Bueno, es miércoles y toca darnos un paseo por el MiMi del Club de Malas Costureras, veamos que se cose por allí esta semana…

¡Hasta pronto!

Porta bocadillos eco

No soy mucho de llevarme bocadillos a la ofi, pero quería tener un porta bocadillos por si alguna vez lo necesito para la playa o alguna excursión.

Me he hecho este de la tela de estrellitas plastificada que compré en Berlín, es la misma que utilicé para uno de los neceseres de dos cremalleras. En el interior, una tela de patchwork azul clarito con topitos blancos y plástico de uso alimentario.

Usando estos porta bocadillos, aportamos nuestro granito de arena para cuidar este planeta generando menos residuos.

Además de para envolver el bocadillo, abierto, lo podemos utilizar como mantel individual.

Y cuando hemos acabado, se dobla y ocupa muy poquito

Al estar los dos lados plastificados es muy fácil de limpiar con un trapo húmedo (o a la lavadora y listo!).

¡Ya puedo tacharlo de mis proyectos pendientes!

Es miércoles, toca visita a la web del Club de las Malas Costureras y ver qué MiMis nos enseñan esta semana.

Tutorial neceser dos cremalleras

Desde que publiqué la entrada del neceser de estrellitas con dos compartimentos, he recibido varios mensajes preguntando cómo coser este neceser. Lamentablemente, no se me ocurrió ir haciendo fotos mientras lo hacía, así que he hecho otro y he ido haciendo fotos del proceso.

No es un proyecto difícil, en realidad creo que es más difícil de explicar el paso a paso que coserlo. Si no os queda claro algún punto, por favor preguntadme!!!

Y allá vamos…

 

MATERIALES:

2 cremalleras de 30 cm

Tela exterior:                   1 pieza “A” de 33 cm x 38 cm

                                            1 pieza “B” de 33 cm x 5 cm

Tira para trabillas:           1 pieza “C” de 22 cm x 4 cm

Tela interior:                     2 piezas “D” de 33 cm x 19 cm

                                            2 piezas “E” de 33 cm x 17 cm

Entretela: Según las telas que utilicéis, en este caso yo he entretelado la piezas A y B.

 

PREPARACIÓN:

Toca elegir las telas, para el exterior, he optado por reciclar un tejano que había por casa.

Quería que este neceser tuviese un poco más de cuerpo que el de estrellitas, así que he entretelado las piezas A y B.

Si queréis decorar la tela exterior, este es un buen momento, podéis ponerle cintas, algún vinilo, aplicaciones, parches… Yo le he puesto una etiqueta, en la esquina superior izquierda de la tela exterior, la he puesto a 6 cm del lateral derecho y a 9 cm del borde superior de la tela.

Para el interior, he cortado dos telas diferentes para que cada bolsillo sea distinto, eso sí, para protegerlos más, les he dado una capa de Odicoat, así el interior de los compartimentos, además de impermeabilizados estarán más protegidos contra la suciedad. Si utilizáis Odicoat, recordad quees recomendable planchar la tela una vez aplicado y secado el producto.

La pieza C con la que se hacen las trabillas, también la he impermeabilizado.

Pues una vez elegidos y preparados los materiales…

A COSER!!!

Primero vamos a preparar la tira para hacer las trabillas, así que cogeremos la pieza C, haremos un dobladillo de 0,5 cm en cada lateral, podemos marcarlo con la plancha para que nos facilite la tarea, después doblaremos por la mitad y planchamos de nuevo. Ahora toca pasar una costura por los dos laterales de la tira.
La tira resultante la cortamos en 4 trozos iguales, que serán las 4 trabillas. Por ahora las reservamos para más adelante.

Comenzamos a coser cremalleras, por lo que es recomendable cambiar el prensatelas por el específico para coser cremalleras.

Vamos a por la primera, y haremos un “sandwich” poniendo la pieza B con la parte exterior de la tela hacia arriba, alineamos la cremallera a uno de los laterales de 33 cm de la pieza B, quedando la cremallera boca abajo, y encima colocamos una de las piezas D con el revés hacia arriba, una vez formado este sandwich, pasaremos una costura para unir los tres elementos.

Ahora coseremos el otro lateral de la misma cremallera, colocando la pieza A con el derecho hacia arriba, la cremallera con el derecho hacia abajo y encima una pieza E con el revés de la tela hacia arriba. Hacemos un pespunte por todo el lateral.

Planchamos bien las dos costuras, y es recomendable pasar una costura decorativa a cada lado de la cremallera que asentará mejor las telas.

Vamos a coser la segunda cremallera al otro lateral de la pieza B, colocando la pieza B boca arriba enfrentándola con el derecho de la cremallera (quedando por lo tanto el revés cara arriba) y por último la otra pieza D, cosemos todo el lateral, marcamos bien la costura con la plancha y pasamos la puntada decorativa de seguridad.

Nos queda coser el otro lateral de la segunda cremallera, que lo coseremos colocando la pieza A con el derecho hacia arriba, la cremallera boca abajo y encima la pieza E con el revés hacia ariba. Pasamos un pespunte, de nuevo asentamos todo con la plancha y pasamos la costura decorativa.

A partir de aquí, ya podemos cambiar el prensatelas de cremalleras por el normal.

Ahora marcaremos los centros por los dos lados, de las piezas A y B, podeís señalarlo con una marca, un alfiler, o como en mi caso haciendo unos pequeños piquetes.

Nos vamos a uno de los dos compartimentos y unimos con pinzas o alfileres las dos piezas de su forro, pasaremos una costura para unir las dos telas por su lado más largo.

Haremos lo mismo con el otro compartimento, pero en esta ocasión no coseremos todo el lado, si no que en medio dejaremos unos diez o doce centímetros sin coser (recordad que es muy importante atacar al principio y al final de la costura). Por este trozo que dejamos sin coser, será por dónde luego daremos la vuelta a toda la pieza.

Como mis forros están tratados con Odicoat no se deshilachan y por eso no es necesario que pase una costura en zigzag, pero si tu tela se puede deshilachar, es conveniente que pases una costura en zigzag tanto en estas dos últimas costuras, como en las del resto del proyecto.

Comienza el lío…

Vamos a unir las marcas o piquetes que hemos hecho en las piezas A y B, y vamos a sujetar las telas en ese punto con alfileres o pinzas.

También vamos a colocar las 4 trabillas, dobladas cada una por la mitad, y colocada cada una entre un extremo de la cremallera y la tela exterior, de manera que quede de la siguiente manera, abajo quedará la pieza A con el derecho hacia arriba, encima la trabilla doblada por la mitad (los dos extremos hacia el exterior), encima la cremallera, y encima el forro, por el lado de su costura central y con ésta abierta,

pasaremos una pequeña costura por todo el ancho de los de la costura abierta del forro y quedará de esta manera:

Tenemos que hacer lo mismo con las cuatro trabillas.

Pasaremos otra mini costura en la zona de los centros de las piezas exteriores, que ya habíamos marcado, en mi caso con unos piquetes. La costura cubrirá poco más de lo que ocupa la pinza roja de la foto, irá de un forro a otro, son apenas un par de centímetros.

En este punto, este será el aspecto de nuestro proyecto

Ahora toca unir laterales, antes de nada, recordad dejar las cremalleras abiertas para que luego podamos girar todo el trabajo.

Tenemos que aplanar todo el trabajo con las manos y comenzamos a cerrar los laterales, yo he preferido iniciar la costura desde el exterior hacia las cremalleras intentando acercarme a ellas el máximo posible (importate atacar al principio y final de cada costura), de este modo vamos cerrando todas las piezas.

Ya queda poquito

Ahora tenemos que darle fondo a la pieza, para ello, tenemos que abrir cada una de las esquinas, centrando bien la/s costura/s (en la tela exterior sólo hay costura que se tendrá que centrar, en las esquinas de los forros uniremos las dos costuras, haciendo que coincidan a la perfección), formaremos un triángulo, y calcularemos la vertical en el centro del mismo, dejaremos 4 cms a cada lado de la vertical, marcaremos esta línea ya que es por dónde pasaremos una costura.

Una vez pasado el pespunte por esta línea cortaremos el exceso

y así lo haremos con todas las esquinas.

Ya ha llegado el momento de dar la vuelta a todo el trabajo, para ello habíamos dejado un hueco sin coser en uno de los forros. Ahora, hay que sacar bien las esquinas, y cerrar el hueco del forro, a mano con puntada escondida o pasando una costura a máquina.

Y ya está acabado!!! Aquí tenemos el resultado

Si os animáis a hacerlo, me encantará verlo! Si lo publicáis en Instagram, podéis etiquetarme (@tatacrafts) y así no me lo pierdo!!!

Pues hasta aquí el tuto, y ya tengo otro neceser, aunque puede que este lo utilice como estuche.

Es miércoles, así que enlazo con MiMi del Club de las Malas Costureras.

¡Hasta pronto!